Sinopsis

Estalla la tormenta tras una dura jornada de trabajo en el campo. Cuando la lluvia amaina, brota la vida de la tierra antes yerma. Un fruto crece y madura, sobrevive al ataque de las plagas y se convierte en la manzana que da vida a la sidra.
Llega entonces el tiempo de celebrar la cosecha, de brindar y festejar el amor.
Una historia sobre el ciclo de la vida, de la lucha por la supervivencia. Donde el paso del tiempo viene marcado por el curso de la naturaleza. Y la danza es el lenguaje elegido para contarlo. La música acompaña las rutinas cotidianas; ¡La vida es ritmo!
Temas universales, vestidos aquí con una simbología particular. La que representa el hipnótico universo de las danzas tradicionales. Un canto poético a la tradición, a la tierra, a sus gentes, mitos y costumbres. Un relato sobre el milagro de la existencia.

Ficha Artística

DANTZARIS:
Gari Otamendi – Capitán
Amaia Irigoyen – Reina
Ainara Ranera – Novia
Joseba Astarbe – Novio
Josu Garate – Amaterasu

Ficha Técnica

Dirección y guion: Telmo Esnal
Diseño de producción: Koldobika Jauregi
Coreografías: Juan Antonio Urbeltz
Producción ejecutiva: Marian Fernández Pascal
Director de fotografía: Javier Agirre Erauso
Montaje: Laurent Dufreche
Música: Pascal Gaigne, Mikel Urbetz y Marian Arregi
Director de producción: Ander Sistiaga
Sonido: Alazne Ameztoy y Xanti Salvador
Vestuario: Arantxa Ezquerro
Maquillaje: Lola López
Peluquería: Itziar Arrieta
Efectos digitales: Félix Bergés, El Ranchito

Datos Técnicos

98 min / Color / Drama musical / Scope Dolby Atmos

Telmo Esnal en Co-cine Entre Fronteras

Breve Biografía
Zarautz, Gipuzkoa, 1966

Dantzari, director y guionista, Telmo Esnal ha escrito y dirigido los largometrajes Urteberri on, amona! (2011) y Aupa Etxebeste! (2005, codirigido con Asier Altuna. Ganador del Premio de la Juventud en el Festival Internacional de San Sebastián). Nominado al Goya a mejor dirección novel por Aupa Etxebeste!, también ha escrito y dirigido seis cortometrajes con los que ha recorrido infinidad de festivales internacionales y recogido numerosos premios: Hamaiketakoa (2012), Amona putz! (2009), Taxi? (2007), Asedio. Koldobika Jauregi (2007), 40 ezetz (1999, codirigido con Asier Altuna), Txotx (1997, codirigido con Asier Altuna).
En 2009 escribió y dirigió junto a Asier Altuna Brinkola, teleserie de 13 capítulos para ETB. Actualmente, está realizando el largometraje Agur
Etxebeste!, escrito y dirigido junto a Asier Altuna.

Notas del director

Dantza es una historia bailada. Utilizando las danzas tradicionales vascas narramos un relato cíclico, atemporal, que puede ser la historia de cualquier pueblo. Un relato muy próximo al ciclo de la vida, de la naturaleza, de la siembra y la recolecta. Lo hacemos utilizando las distintas simbologías que hay detrás de cada baile: las danzas de cuerda o cuerda de danza, las espadas, las cintas, los broqueles…
Las danzas son símbolos en movimiento y cada una encierra un significado. Estas simbologías son muy parecidas en toda Europa, incluso en Asia; estamos ante una historia universal, entendible en cualquier lugar del planeta. Veo muchas similitudes entre el mundo de la danza y el del cine; hacía tiempo que sentía la necesidad de hacer esta película.

Nuestro objetivo siempre ha sido hacer una película BELLA, el espectador dirá si lo hemos conseguido.

El proceso de la película Dantza no ha sido el más común. Antes de nada, teníamos que decidir qué tipo de danzas queríamos enseñar. Y después, pensar qué danzas teníamos que utilizar para la historia que queríamos contar. En la película aparecen unos pocos bailes, en el repertorio de danzas tradicionales vascas existen muchos más, por lo tanto, hemos tenido que seleccionar y establecer cuáles necesitábamos para que nuestra historia se entendiese. Ha sido una gran ventaja para este campo que yo sea bailarín.

Dantza es una película realizada a tres bandas. Por una parte, está la labor previa de investigación desarrollada durante más de 40 años por el folklorista y coreógrafo Juan Antonio Urbeltz para crear unas hipótesis que sustentan en gran medida esta obra. En segundo lugar, el trabajo estético del escultor Koldobika Jauregi, encargado de crear un nuevo universo estético que ayude a la narración de la película; suyos son los trajes, maquillajes, atrezzos y decorados que crean esa maravillosa atmósfera. Por último, mi labor; la selección de bailes que mejor se ajustan a cada momento de la historia, dónde ubicarlos, cómo rodarlos… En definitiva, dirigirla.

Y no me quiero olvidar de la importancia de la música: el trabajo que Pascal Gaigne ha realizado para dotar del tono cinematográfico que necesitaba cada pieza, sobre las melodías previamente creadas por Marian Arregi y Mikel Urbeltz. Ni de Xanti Salvador en la postproducción del sonido; tenemos que recordar que estamos ante un musical. Cada baile tiene su propia música. Ni de la fotografía de Javier Agirre, tan necesaria y bella para que funcionen visualmente las propuestas estéticas presentadas por Koldobika. Dantza es, sobre todo y más que nunca, una obra conjunta de todos los departamentos que intervienen en la película. Es, a la vez, mi proyecto más personal y más coral.

Atrás quedan siete años de arduo trabajo, de alegrías y frustraciones, pero, sobre todo, de satisfacción. Me gustaría que el público disfrutara tanto viendo la película como nosotros hemos disfrutado haciéndola; con eso me conformo. Y si de paso podemos realzar la visión de la danza tradicional, mejor.